Museo MoMA New York  Somos pequeños ante la inmensidad, somos grandes ante nuestra mirada. Al igual que el pájaro puede en cualquier momento levantar las alas y volar, yo puedo coger la cámara y contemplar el mundo desde mi perspectiva y me siento libre como el pájaro se siente libre de volar. El mundo a través de nuestros ojos es nuestra realidad, aún que tengamos al elefante respirando en nuestra nuca. Y es que el elefante siempre estará allí intentando que no seamos nosotros, que no sigamos nuestro camino.

Museo MoMA New York 

Somos pequeños ante la inmensidad, somos grandes ante nuestra mirada.

Al igual que el pájaro puede en cualquier momento levantar las alas y volar, yo puedo coger la cámara y contemplar el mundo desde mi perspectiva y me siento libre como el pájaro se siente libre de volar.

El mundo a través de nuestros ojos es nuestra realidad, aunque tengamos al elefante respirando en nuestra nuca.

Y es que el elefante siempre estará allí intentando que no seamos nosotros, que no sigamos nuestro camino.

De nosotros depende obviarlo!