Cargado con lo mínimo posible, volteo por el mundo capturando el momento y contando lo que me transmite.

Sin más ni menos que expresar lo que siento al contemplar la imagen que escojo compartir.

Siempre acompañado con mi objetivo 50 mm. mi mochila y mis ganas incansables de seguir caminando.